El uso de las bolas chinas se remonta a la era de esplendor de las geishas. No sólo se utilizan como juguete erótico para la masturbación. Su uso diario favorece la salud femenina y a la larga supone un beneficio para todas.

Este artículo pretende explicar de forma sencilla los beneficios y usos que podemos darle a nuestras bolas chinas. Si todavía no tienes las tuyas apresurate a comprarlas porque después de leer este artículo querrás tener unas. Los beneficios de la masturbación están más que probados en la salud sexual de las mujeres.

Conocerse a sí misma es fundamental para disfrutar del sexo en pareja y para ello unas bolas chinas pueden ser un perfecto aliado. Además las podemos utilizar solas o en pareja, pues cuando se trata de juguetes eróticos: tres no son multitud.

Lo más importante es tener en cuenta que todo lo que tenga que ver con la sexualidad debe ser higiénico. Por ello la principal premisa es lavar y secar tus bolas chinas antes y después de usarlas. Debes tener en cuenta que un gel que respete el ph de la zona vaginal es el idóneo para la higiene de las bolas.

Otra recomendación es el uso de un lubricante para colocártelas.

El uso de las bolas chinas es sencillo, se introducen como un tampón y las puedes llevar mientras haces tus tareas cotidianas. Es importante que no te quedes tumbada porque si no no ejercitarás las paredes vaginales.

Los beneficios terapéuticos de las bolas chinas son bastante deducibles. Se basa en fortalecer los músculos pélvicos y eso hace que en futuro se prevengan las pérdidas de orina. Puedes realizar los ejercicios kegel mientras utilizas tus bolas chinas; y a la par disfrutar del placer que provocan por estar tan cerca del punto G.

Prueba a sacarle el máximo partido a tus bolas chinas con el conocido efecto yo-yo. Con el cordón de las bolas chinas prendido a uno de los dedos puedes sacarlas y volverlas a introducir en la vagina mientras con la otra mano acaricias tu clítoris. Tú marcas el ritmo y la intensidad, y si tus bolas chinas además vibran el éxito está asegurado.

Puedes encontrar tus bolas chinas en tu tienda erótica habitual, y si sientes compasión por tu pareja puedes echarle un ojo a las ofertas en vibradores, consoladores masculinos… ¿Tienes ya tus bolas chinas?