Una despedida de soltera que se precie debe tener sus complementos: unas bandas con inscripciones picantes, unas diademas con orejas de conejita y, sobre todo, muchas ganas de pasarlo bien. Tanto como si eres tú la que te casas o te ha tocado organizar la despedida de soltera de tu mejor amiga es importante tener una cosa clara: es necesario ataviarse debidamente para la ocasión. No hablo simplemente de elegir el vestido con más escote de tu armario o la falda mas corta. ¿Qué tal si como complemento os ponéis una banda que deje bien claro que estáis celebrando una despedida? Se puede organizar la fiesta en casa, salir a un restaurante, o incluso, a una sala de espectáculos eróticos; pero lo que debe quedar bien claro es que estáis pasando una despedida de soltera inolvidable. Es el momento perfecto para desinhibirse y soltarse el pelo. No importa que esté tu madre, tu tía o tu prima la del pueblo, ellas también se apuntarán con gusto a la fiesta. La clave es el sentido del humor y ganas de llamar la atención. Imáginate a todas tus amigas con bandas de colores que además brillan en la oscuridad. Tienen inscripciones para todos los gustos, por poner un ejemplo: “conejitas cachondas de fiesta”. Una despedida de soltera es la perfecta ocasión para una reunión sobre sexo, en la que todas las barreras que nos imponemos se derrumben, aunque sea por una noche, y demos rienda suelta a nuestra imaginación más pícara. Para ello existen muchas clases de complementos de despedida de soltera. Además de las bandas con inscripciones existen diademas con toda clase de motivos: desde unas orejitas de conejita para las más inocentes; hasta unos cuernos de diablesa para las más malvadas y pícaras. Seguro que con las bandas y las diademas cualquiera que os vea por la calle tendrá ganas de unirse a la fiesta. Por si fuera poco existe otro complemento para las despedidas de soltera que se está conviertiendo en el producto estrella. Se trata del juego Última juerga de soltera. Contiene tarjetas y misiones para disfrutar al máximo de la noche con las atrevidas propuestas del juego. Se pueden apuntar a la fiesta hasta 25 amigas y por si no tenéis suficientes bandas de despedida de soltera el juego tiene chapas identificativas. ¿Quién se resiste a probarlo?