Las reuniones para dar a conocer los llamados productos tuppersex están de moda. Te permiten conocer de primera mano los productos, pasar un rato agradable y sobre todo, hablar sin tapujos sobre sexo. ¡No te apetece una reunión tuppersex? Para convertirte en anfitriona tuppersex solo tienes que dejar espacio en el sofá para tus amigas y contactar con Nohaysecretos. Si no tienes disponible una casa para realizar la reunión, no te preocupes, Nohaysecretos te presta uno de sus centros asociados para tu reunión de productos tuppersex. Después, y una vez hecha la lista de invitadas, con la ayuda de una asesora se concreta una fecha y ya tenemos en marcha una reunión con productos tuppersex en tu propia casa. La experiencia no dejará indiferente a nadie. Además de ser divertida es didáctica y el hecho de que sea una reunión entre amigas favorece el ambiente distendido e informativo. Es una ocasión ideal para aprender sobre los productos tuppersex. Tenerlos en casa implica que los puedes tocar, sentir y explorar cada uno de sus misterios. Los productos puppersex no solo incluyen juegues; también puedes experimentar de cerca los olores y sabores de la cosmética erótica. Todas tus amigas disfrutarán el momento, pero además hay premio para la anfitriona por prestar la casa y organizar la reunión tuppersex. Así que con un obsequio en forma de productos tuppersex, la experiencia, y todo lo aprendido, lo más seguro es que quieras organizar otra. Las opciones son varias, puede ser un buen inicio para una despedida de soltera, o para un cumpleaños especial. Tu grupo de amigas te lo agradecerá después de probar los productos tuppersex. Hay que tener en cuenta algunas cosas si se decide organizar una reunión de productos tuppersex. Lo más importante es saber que la duración de la reunión ronda las dos o tres horas, en las que un asesor responderá a todas y cada una de las preguntas. Además todo lo que se adquiera en la reunión de productos tuppersex se recibe en casa de la anfitriona, pues la compra es por pedido (aunque puede ser que la asesora tenga consigo alguno de los productos tuppersex para vender).