Tras la irrupción de los sex shop en las calles de las grandes ciudades en la década de los 60, en la era de la información y los grandes canales de comunicación, los sex shop entran en las casas gracias a la magia de Internet. Comprar por Internet es un acto que realizan millones de personas cada día en el mundo. De forma sencilla y desde casa, la pantalla de nuestro PC se convierte en un gran escaparate donde mirar, comparar y conocer los detalles de los miles de productos disponibles. ¿Quién no ha comprado alguna vez un billete de avión, la comida de la semana o aquel videojuego que estaba agotado en todas las tiendas? En Internet también podemos encontrar muchos Sex Shop online que se hacen eco de la gran demanda de juguetes eróticos y otros productos que reclama la sociedad moderna. Poco a poco las tiendas eróticas se han ido surtiendo de productos más especializados y sofisticados. No sólo podemos encontrar consoladores para ellos y ellas, también gran cantidad de cosméticos, afrodisiacos y otros artículos como lencería erótica o complementos para despedidas de soltero o soltera inolvidables. Todos estos juguetes eróticos se puede adquirir desde casa, sin necesidad de desplazarse a la tienda. Las ventajas, mas allá de la comodidad, implican que podemos comparar precios, modelos u ofertas de forma más fácil que si tenemos que desplazarnos a diferentes tiendas. Internet es en definitiva un escaparate donde el límite lo pones tú. Otra de las ventajas de la compra online de juguetes eróticos es que se el cliente puede obtener información muy valiosa de los enlaces que se encuentran en las páginas de los Sex Shop online. Además de poder hacerse una idea precisa de la apariencia del artículo, de conocer las medidas y las características, los usos recomendados y otras informaciones, los enlaces a blogs y a los comentarios de otros compradores completan el conocimiento sobre los productos. Es decir, podemos conocer todos los detalles que un asesor nos daría en la tienda, pero hay una gran ventaja: un Sex Shop online te lleva la compra a casa. Tampoco podemos olvidarnos de que las tiendas eróticas no suelen encontrarse en poblaciones pequeñas, por lo que un Sex Shop online puede suponer un ahorro de gasolina; y, en los tiempos que corren, nada está de más. Además, disfrutar del sexo, ya sea solo o en pareja, es una muy buena alternativa de ocio. ¿No dicen que en épocas de crisis aumenta la natalidad?