El concepto de sex shop ha ido evolucionando según las exigencias del mercado. La demanda del público femenino ha ido configurando un nuevo concepto de Tienda Erótica. Se busca crear un espacio donde la diversión, el asesoramiento y el placer están, de mutuo acuerdo, al servicio del público. Una tienda erótica es un lugar en el que hombres y mujeres pueden encontrar toda clase de artículos y juguetes para el disfrute del sexo. Puede suponer una visita divertida, pero ante todo se pretende que sea enriquecedora. Una de las claves de una Tienda Erótica es su capital humano. El equipo de dependientes de una Tienda Erótica debe ser ante todo un grupo de buenos asesores y asesoras. Por eso, es cada día más usual la organización de reuniones en casa de los clientes. Son los llamados tuppersex y están dirigidos principalmente a un público femenino. Muchas tiendas eróticas como Nohaysecretos ofrece la posibilidad de un recorrido privado por la tienda para un grupo de amigas; y es que la información es la clave para hacer un buen uso de un juguete para adultos. El componente femenino es otra de las claves de las Tiendas Eróticas. Las mujeres también demandan el uso de juguetes para adultos y por lo tanto es necesario diferenciar los distintos tipos de juguetes y artículos para el placer femenino y el masculino. Un Sex Shop ha dejado de ser el lugar en el que encontrar toda clase de artículos pornográficos; el concepto de boutique que tienen  hoy los Sex Shop está en consonancia con una buena salud sexual. Un ejemplo de esto son los beneficios de por ejemplo el uso de bolas chinas. Además no todos los hombres y mujeres son iguales, para cada necesidad existen productos diferentes y es en este punto donde se pone en marcha el equipo de asesoramiento. La idea es que la visita a la Tienda Erótica sea una experiencia divertida y enriquecedora. Lo importante no es llegar con las ideas claras; lo fundamental es dejarse guiar por los expertos y no cerrarle las puertas a nuevas experiencias.